7 errores en famosas obras de arte de los que seguro no te habías percatado

Las tenemos más que vistas y, sin embargo, hay ciertos detalles erróneos en algunas de las obras de arte más famosas de la historia en las que jamás antes habíamos reparado. Y, ojo, que estamos hablando de maestros de la pintura y la escultura de la talla de Miguel Ángel, Rembrandt o Rafael. Dedos sobrantes, proporciones dudosas y otros “gazapos” artísticos que te sorprenderá conocer están en esta lista.


1. David, de Miguel Ángel


Si nos fijamos detalladamente podremos observar que hay una pequeña zona en la espalda del personaje que no está completamente definida. Se dice que la razón fue un defecto en el bloque de mármol tallado por Miguel Ángel.


2. Moisés, de Miguel Ángel


 Una mala traducción de la Biblia provocó que Miguel Ángel representara a Moisés con cuernos, así que a decir verdad, esto no fue culpa del escultor si no, según se cree, de San Jerónimo, que en su traducción cambió “rayos de sol” por “cuernos”. ¡Qué cosas!


3. Un bar del Folies-Bergère, de Èdouard Manet.


La protagonista de este retrato tiene detrás de ella un enorme espejo. Sin embargo, la posición de los objetos sobre la mesa es incorrecta de principio a fin. Lo que no sabemos es si esto fue intencionado o si artista cometió varios errores en cadena al realizar la obra.


4. La ronda de noche, de Rembrandt


El guante que sostiene el personaje principal de la pintura ha causado controversia a lo largo de la Historia. Dependiendo del observador, parece que se trata de un guante de la mano derecha, pero la mano derecha del personaje ya tiene guante. ¿Error del pintor o confusión del que mira?


5. Los discípulos de Emaús, de Caravaggio


Según la disposición de la fruta en la endeble canasta de fruta representada en esta obra, esta debería caerse por el borde de la mesa, ya que ni siquiera está completamente apoyada. De nuevo, nos preguntamos si fue un despiste del pintor o trataba de expresar algo en concreto.


6. El nacimiento de Venus, de Botticelli

Es evidente que tanto el cuello como los pies de esta Venus son desproporcionados. Muchos dicen que esto fue un recurso intencionado del pintor, pero otros consideran que se trata de un mero error de proporción.


7. La Madonna Sixtina, de Rafael


¿Eso que vemos junto al meñique del Papa Sixto II es un sexto dedo? Podría parecerlo, aunque en realidad, más que un error del artista, es una desafortunado efecto óptico (en realidad, lo que se aprecia es un trozo de la palma de su mano). Sin embargo, en los pies de la Madonna sí que observamos un sexto dedo que, al parecer, el pintor trató de borrar a posteriori, aunque aún se aprecia un pequeño bulto. ¿Será un juanete?


¡Conviértete en artista por un día!

En Salir con Arte aprenderás a pintar un cuadro en 2 horas aunque no tengas experiencia.


 ¡Compra con descuento!

Danos tu datos y te mandamos un código